miércoles, 4 de noviembre de 2015

España: ¿Feminismo o feminazi? ¿igualdad verdadera o igualdad con tendencia misándrica?

Guayadeque Digital / www.guayadequedigital.es
OPINIÓN 
Gerardo Ojeda (*)
En España,  tal es el grado de fanatismo que se ha alcanzado, que es condenadamente difícil hacer una crítica a cualquier tipo de feminismo sin que te califiquen de machista, o incluso de maltratador. Cuando alguien cierra la vía a un diálogo razonado siempre recurre al argumento ad hominem, es decir, a la desacreditación de su contertulio. Me extenderé no más de lo necesario porque es un tema complejo aunque he expuesto un análisis profundo e interesante etc... 

El próximo 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género donde políticos, mujeres víctimas o no víctimas, falsas víctimas y  colectivos feministas “muestran su rechazo a la violencia machista” , buscando una “igualdad” pero una igualdad interesada, haciendo de estos hechos una campaña propagandística brutal. 

Me propongo a destapar parte de este feminismo a través de mi razonamiento reflexivo como también invito a la reflexión y al “razonamiento” al resto de las personas que si buscan una verdadera “igualdad”. 

Hablaré de algunas “defensoras del feminismo” articulistas en periódicos, profesionales de psiquiatría que defienden al igual que vienen haciendo la mayoría de los políticos, de la índole ideológica que sea, generalizando y degradando a la figura del hombre siendo esta su forma de defender  parte de esa “igualdad” que promueven.

Veamos algunos de estos textos feministas. Beatriz Gimeno una de las grandes referentes intelectuales del feminismo en nuestro país,  fue presidenta de la FELGTB y diputada de PODEMOS en la Asamblea de Madrid. Esto es lo que ha escrito en su blog:

“La heterosexualidad, el régimen regulador por excelencia, no es la manera natural de vivir la sexualidad, sino que es una herramienta política y social con una función muy concreta que las feministas denunciaron hace décadas: subordinar las mujeres a los hombres; un régimen regulador de la sexualidad que tiene como finalidad contribuir a distribuir el poder de manera desigual entre mujeres y hombres, construyendo así una categoría de opresores, los hombres, y una de oprimidas, las mujeres.”

“Si la heterosexualidad fuese natural, o siquiera beneficiosa para las mujeres, no necesitaría de los enormemente complejos mecanismos que se emplean para mantenerlas dentro de ella. El feminismo lucha con denuedo para limitar los daños que la heterosexualidad provoca en las mujeres, lucha por el derecho al aborto, pero no enseña a las mujeres que el mejor método anticonceptivo, el menos dañino para ellas, es no practicar el coito; combate para que ninguna mujer sea maltratada, para que no pierdan sus energías intelectuales y/o afectivas con los hombres, para que no dejen que sus parejas masculinas les roben su autoestima o su tiempo, pero no considera siquiera como una opción que muchas mujeres tendrían mucho que ganar si existiera una ecuación que pusiera en pie de igualdad homo y heterosexualidad o que incluso fomentara la no heterosexualidad.” (Admito que me he quedado asombrado con esto y lo que viene a continuación).

Texto completo aquí.

Una de las admiradoras de Gimeno es Barbijaputa, todo un """referente""" en el periódico de Eldiario.es, y una de las mayores agitadoras de las redes sociales:

“Al igual que todas las mujeres somos víctimas potenciales, los hombres son verdugos potenciales”. 
Leer el texto completo aquí

La psiquiatra feminista Genoveva Rojo:

“Cualquier hombre es potencialmente un violador en un sentido amplío de la palabra: está preparado para ello y puede llegar a hacerlo”. 
Leer artículo completo aquí

(Increíble. Auténticos textos de "feministas" defendiendo la igualdad de la mejor forma; degradando la figura del hombre y potenciando el odio hacia la figura del hombre ¿en serio?).

Otro gran referente del feminismo es FEMEN. Por los datos contrastados parecerá bastante difícil afirmar que FEMEN no es una empresa de propaganda, liderada por hombres,  cuyo marketing es ofrecer una imagen de movimiento feminista de activistas de libre asociación. 

Algunas de sus actividades han sido apoyar a los movimientos nazis ucranianos (incluyendo el golpe de Estado en Ucrania), promocionar marcas de lencería como Suwen (patrocinador de FEMEN), fomentar el anti-islamismo acusados de Islamofobia, o defender el derecho al aborto (esto último, de lo poco legítimo que han hecho) alejado de una lucha con coherencia. 

Vean este enlace: FEMEN financiación opaca, el cerdo que montó FEMEN y el uso del "feminismo" por el poder 

Valerie Solanas, fallecida en 1988, ha sido referente aún hoy, del feminismo a escala mundial, creadora del Manifiesto SCUM, cuyo contenido gira en torno al exterminio del género masculino, fue diagnosticada con esquizofrenia e intentó asesinar a Andy Warhol por considerarle el epicentro de los males de la mujer, o algo así:

“Llamar animal a un hombre es halagarlo demasiado; es una máquina, un consolador ambulante”

Manifiesto SCUM (Society For Cutting Up Men)

El libro fue editado en nuestro país por Vindicación Feminista, revista cabecera del feminismo en época postfranquista. El prólogo y la traducción fue de Ana Becciu, y la presentación de Carmen Alcalde.
María LLopis, creadora del postporno, un porno realizado por mujeres justificado con un pastiche feminista. El mismo porno superficial y desnaturalizado que el convencional, sólo que cambiando los roles, el dominado pasa a ser el hombre y la dominante la mujer.

Una de las reivindicaciones de este colectivo es hacer espectáculos pornográficos en plena calle, a la vista de niños pequeños.

Los  medios de masas vienen ocultando los resultados negativos, que desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (LIVG), se vienen registrando. Dichos resultados, el aumento de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, muy probablemente se deben, en parte, a los defectos y carencias de la ley, además de a la propaganda institucional con que habitualmente es defendida. 

¿Cómo es posible que el feminismo español, que se supone trata de emancipar a la mujer, acepte una ley que promueve el tutelaje de las mujeres por el Estado?

Existen voces críticas desde el feminismo como María Sanahuja, Juez Decana de Barcelona, miembro de "Jueces por la Democracia" y de la plataforma "Otras Voces Feministas", que nos ofrece diversas pistas sobre lo que está ocurriendo con la LIVG:

“El mío es el feminismo del esfuerzo por ejercitar los derechos negados a las mujeres, ocupando más espacios sin pedir permiso, y que surgió en unos barrios de obreros emigrantes, pues esa era la España heredada en los inicios de esta Democracia.
Desde Cataluña apuesto por la cultura del pacto como única vía, rentable para todos, de solucionar los conflictos.
En general es falso que con el planteamiento de destruir al contrario se solucionen éstos y se avance. La Historia acredita que los odios se renuevan y se enquistan hasta la mutua destrucción. 
Pero en el tema que nos ocupa el otro es el padre o la madre de tus hijos y cualquier planteamiento bélico repercute directa y negativamente en ellos.”

 “La presión mediática ha llevado a muchos profesionales a una reacción defensiva y de autoprotección ante el miedo a las posibles consecuencias personales. Así, jueces que han concedido prácticamente todas las órdenes de protección que les han solicitado por temor a que se les pudiera acusar de no haber tomado medidas, colapsando así los servicios administrativos de protección a las víctimas que difícilmente las pueden atender; fiscales solicitando en prácticamente todos los casos que se adoptara una orden de protección, normalmente alejamiento, muchas veces sin demasiadas pruebas y sin valorar que ello podía comportar pérdida de empleo si ambos trabajaban en la misma empresa, o dificultades para permanecer en una ciudad pequeña con el estigma de maltratador; 

policías que han procedido a la detención de miles de hombres sin más indicios que la sola afirmación de la denunciante, sabiendo que en uno o dos días serían puestos en libertad por el juez, y sin considerar el trauma que para algunos ciudadanos puede suponer pasar esas horas detenido, esposado y trasladado junto a delincuentes, todo por miedo a exponerse a un expediente disciplinario si luego ocurría un hecho luctuoso, ya que “ellos también tenían familias”; abogados que han recomendado la interposición de una denuncia por malos tratos porque se podía solventar en horas la atribución provisional del uso de la vivienda familiar, ya que la orden de alejamiento supone la expulsión inmediata de la misma, así como la fijación de una pensión de alimentos y la custodia de los hijos; periodistas que cuando se producía un hecho grave lo exponían de modo que culpabilizaban a todos los que de un modo u otro habían intervenido, y en ocasiones de manera sensacionalista (esto ahora ya no ocurre); y mujeres que, sin ningún escrúpulo ni respeto por las que están padeciendo situaciones terribles sin atreverse a denunciar, han abusado de lo que se les ofrecía, poniendo en marcha el aparato policial y judicial con fines espurios, en algunos casos inventándose directamente hechos que ni siquiera han ocurrido, pero con escaso riesgo de que ello pueda demostrarse, y se les exijan responsabilidades.

Pero no es la maldad de algunas personas la causante del problema. Lo tremendo es estructurar un sistema legal, y una aplicación de la norma, que permita a los perversos utilizar la organización colectiva para conseguir sus objetivos, causando daño a muchos otros (niños, abuelos, padres…), y se mantenga durante años a pesar de la evidencia de que no ha dado resultado. Mueren tantas mujeres como antes.”

Todo el texto completo y una visión exhaustiva de la problemática con la LIVG lo pueden encontrar en el siguiente artículo.

Doris Lessing, icono feminista y Premio Nobel de literatura, fallecida en 2013, fue otra de las voces críticas contra lo que ella consideraba pseudofeminismo y basura intelectual:

“Hoy mujeres más estúpidas e ignorantes pueden insultar a hombres sin que se eleve la más mínima protesta”.
“Estoy desconcertada por el desprecio automático en la confrontación con los hombres que ya se convirtió en parte de nuestra cultura”.
“Es tiempo de que empecemos a preguntarnos quiénes son estas mujeres que continuamente descalifican a los hombres. Las mujeres más estúpidas, ignorantes y repugnantes pueden descalificar a los hombres más buenos, amables e inteligentes”
“Los hombres parecen estar tan intimidados que ya no se defienden. Pero deberían hacerlo”


Pueden leer el artículo completo en Círculo Atenea. Asociación de mujeres contra el feminismo hembrista. Cuyo lema en su perfil de Facebook dice: “en contra del feminismo MODERNO, y anti machistas. Por la recuperación del equilibrio natural”

La visión sobre la desigualdad laboral entre sexos también se está manipulando, al menos algunos datos. Por ejemplo pongo de manifiesto algunos datos de 2009 donde el Ministerio de Igualdad de Bibiana Aído realizó 46.239 inspecciones en 241 empresas para comprobar si los trabajadores españoles sufrían algún tipo de discriminación. Pues bien, sólo encontró 590 supuestos casos (un 1,28%), y en 245 la discriminación la padecían hombres. (Se hace necesario indagar más).

Asimismo detallo que por un lado el machismo, y por otro lado el feminismo misándrico y pseudointelectual, parecen estar influyendo en la crisis de amor intersexual que vivimos en nuestros días. El mito de que el hombre es culpable por su mera condición de ser hombre, y la mujer es inocente por naturaleza, es una bazofia intelectual que no puede traernos nada bueno.

Supongamos que las doctrinas de Gimeno y compañía se aplicasen hasta en sus últimas consecuencias. La única reproducción posible sería la fecundación in vitro, y no cuesta mucho imaginar que tales técnicas sólo serían asequibles para quien las pudiera pagar o para quien estuviera autorizado. ¿No es esto un ataque a la especie humana tal como la conocemos?, ¿no son abiertamente fascistas estas doctrinas?. En absoluto me convence el término "hembrismo" o "misandría", eludo a la definición de estos movimientos como "feminazi".

Es propio de una sociedad primitiva creer que la violencia sólo puede ejercerse mediante la coacción física o psíquica. Hay muchos modos de ejercer violencia, al igual que hay muchos modos de matar, algunos incluso son legales, otros no quedan nunca registrados en ninguna estadística. Parece obvio que la mujer, debido a su menor fuerza física, o a una posición jerárquica inferior, o al efecto del machismo en su propia forma de pensar, se vea impelida a utilizar en mayor medida otros métodos, quizás más afinados, como por ejemplo la manipulación o la indiferencia al sufrimiento ajeno. El escritor George Bernard Shaw dijo:

“el peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia: esa es la esencia de la inhumanidad”.

A su vez el maestro hinduista Svami Shivananda reflexionaba en su libro Senda Divina:

“Sólo la gente ordinaria piensa que la no violencia consiste en no dañar físicamente a ninguna criatura viva. El voto de no violencia se rompe, simplemente, por mostrar desprecio hacia otro hombre, por tener antipatía o prejuicio irracionales hacia alguien, por mostrarse malencarado con los demás, por odiar a cualquier persona, por abusar de alguien, por hablar mal de otros, por murmurar o difamar, por cobijar pensamientos de odio, por proferir mentiras o por arruinar a otra persona de forma alguna. Toda palabra dura implica violencia.

Herir los pensamientos de los demás por medio de gestos, expresiones, el tono de voz y palabras duras es también

En ocasiones algunos hombres y mujeres sufren obsesiones con sus exparejas por el mero hecho de que les negaron el derecho a dialogar, o a defenderse de difamaciones o malentendidos. Aquello que produce un intenso dolor, tal que sobrepasa determinado umbral de tolerancia individual, vuelve repetidamente a la mente por no poder resolverse o procesarse. El daño psicoemocional y social es terrible para la víctima. Los psicólogos nos alertan de que el estigma puede producir rechazo social, ostracismo, aislamiento, etc. 

Ya no digamos si el varón ha sido agraviado por una denuncia falsa que le arruina económica, social y emocionalmente. Seguramente más de uno habrá acabado en el suicidio, aunque es difícil saberlo.

Estoy convencido de que un diálogo abierto con todos los actores sociales: víctimas, agresores, psicólogos, trabajadores sociales, abogados, jueces, políticos… Podría dar lugar a la creación de mejores soluciones en el problema del machismo y la violencia, pero en el estado actual de cosas, tal diálogo parece imposible.

Los datos sobre violencia física de la mujer hacia el hombre son  inferiores pero muy alarmantes. En el año 2013 se registraron los siguientes casos de violencia ejercida por la mujer hacia el hombre:

ASESINATOS PAREJAS o EX PAREJAS: 12 CASOS
INTENTOS DE ASESINATO PAREJA O EXPAREJA: 26 CASOS
ASESINATOS DE HIJ@S: 11 CASOS
INTENTOS DE ASESINATOS A HIJ@S: 5 CASOS
ASESINATOS FAMILIARES: 3 CASOS
OTROS ASESINATOS: 5 CASOS
OTROS INTENTOS DE ASESINATO: 4 CASOS
AGRESIONES O MALTRATOS A SUS PAREJAS: 31 CASOS
AGRESIONES O MALTRATOS A SUS EXPAREJAS: 20 CASOS
AGRESIONES O MALTRATOS A OTROS HOMBRES: 4 CASOS
AGRESIONES O MALTRATOS A LOS HIJ@S: 21 CASOS
AGRESIONES O MALTRATOS A FAMILIARES: 18 CASOS
OTRAS AGRESIONES: 4 CASOS
DENUNCIAS FALSAS: 33 CASOS
SUSTRACCIONES:  8 CASOS
CAMBIOS DE CUSTODIA: 1 CASOS
IMPEDIR RÉGIMEN DE VISITAS: 5 CASOS
CONDENAS POR INCUMPLIMIENTOS: 9 CASOS

En un artículo recogido por El Confidencial, veremos un caso de otros tantos,  que servirá de ejemplo sobre violencia de género ejercida por una mujer hacia un hombre. 

“Por fin se ha hecho justicia, Nacho. Bienvenido al barrio”.  José Ignacio Y. volvía a Getafe (Madrid), a la residencia de sus padres, después de un año sin poder acercarse a su casa de toda la vida. Un juez le levantó la orden de alejamiento en una causa de violencia doméstica que desde marzo de 2009 le prohibía acercarse a menos de 500 metros de la casa de su ex mujer, con la que vivía justo en el portal contiguo al de su residencia familiar.

José Ignacio a El Confidencial, detalló que su ex mujer lo anuló durante años. Y el daño no fue sólo psicológico, sino también físico. Lo abofeteó y arañó durante su matrimonio cada vez que se le antojaba. La gente le preguntaba, pero él, por vergüenza, aseguraba que todo se debía a “la fogosidad” de su esposa. 

“¿Crees que alguien va a creer que alguien que pesa 50 kilos puede pegar a un tío de más de 100?”, le preguntaba su mujer de forma burlesca, según narra el afectado. Ella, que responde a las siglas A.L.M., es la madre de sus dos hijos gemelos. Según José Ignacio, esta llegó a ponerle un cuchillo en el cuello; se acostaba con otros hombres en su propia cama argumentando “porque tú ya no me vales”, e incluso amenazó con arrojar a uno de sus hijos al vacío desde la ventana para retener a su pareja en casa. “Me decía: Si cruzas esa puerta, tiro al niño y después me arrojo yo”. Lo último, fingir una paliza para denunciarlo por malos tratos.

¿Dónde están ellos? ¿Por qué no hay asociaciones que les apoyen cuando se sienten avergonzados? ¿Por qué el 016 les cuelga el teléfono porque solo atienden a mujeres?

El hombre maltratado también existe. No es ni un concepto nuevo ni un símbolo ni la nueva peor moda. “Nacho es sólo un ejemplo”, asegura el juez Francisco Serrano. “Hay muchos inocentes encarcelados porque sus mujeres los denunciaron falsamente”. Serrano escupe indignación cuando habla de la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género. Quien lea sus declaraciones quizá lo tache de juez machista, pero en su currículum destaca ser el primer magistrado en firmar una orden de alejamiento. En 2001, cuando la ley de Violencia de Género no estaba ni pensada, recibió el premio Amuvis por defender a la mujer maltratada. 

Por más que lo haya preguntado, a Serrano nadie le ha contestado todavía por qué se dejó de divulgar desde 2007 las cifras de hombres muertos por agresiones de sus cónyuges. “El año pasado más de 30 hombres murieron a manos de sus mujeres. Este año ya van cinco (2010). Pero no busquen en los organismos oficiales, porque de esto no interesa informar”. Aunque la violencia en el ámbito familiar está prevista en el Código Penal español, existe una corriente social que pretende reducir el término violencia a la que ejercen los hombres y padecen las mujeres, negando así cualquier opción a que la situación sea distinta. “Por eso esta ley es inconstitucional, porque la Constitución dice que todos los españoles somos iguales ante la ley. No distingue entre sexos”.

Serrano habla también del principio de igualdad y de la presunción de inocencia al que todos los seres humanos tienen derecho mientras no se demuestre lo contrario. “Aquí se deja en libertad no por inocente, sino porque no se ha demostrado que sea culpable”, insiste Serrano.

Jueces, periodistas, policías judiciales, “hasta diputados y senadores de muy alto nivel me han dado la razón cuando les he dicho que esta ley es inconstitucional y discriminatoria”

El magistrado sigue acumulando cifras: “Tampoco les interesa airear que algunos de los 3.716 varones que se suicidaron en 2006 (frente a las 2.653 mujeres) lo hicieron por el efecto adverso de esta ley, discriminatoria tanto para ellos como para ellas”.

Léase artículo completo aquí. 

Otras formas de violencia y de desigualdad:

En las separaciones la custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 76,2% de los casos. En el 81,5% el pago de la pensión alimenticia correspondió al padre. La custodia compartida de los hijos fue otorgada en el 17,9% de los casos. (INE 2013). Nada se dice tampoco del consumo masivo de materiales audiovisuales absolutamente denigrantes para la mujer y para el hombre. Dense un paseo por la Mtv o Tele 5, si tienen estómago. 

Termino diciendo que este cáncer intelectual perjudica tanto a las mujeres víctimas del más repugnante machismo y la más repudiable  violencia, como a los hombres víctimas de la agresión de la mujer. ¿Por qué se disculpa, se minusvalora, o se silencia, la violencia ejercida por la mujer hacia su cónyuge, hijos o familiares?. Cuando un hombre maltrata o mata se le trata como a un asesino machista, cuando una mujer maltrata o mata es una enferma mental. Que la cantidad de casos sea menor no debería ser razón para minusvalorar el daño que estas mujeres se hacen a sí mismas y a sus allegados.

El feminismo no igualitario en muchas ocasiones “defendidas o avivada por las llamas de  las clases políticas”, produce un rechazo lógico en gran parte de la población. Quizás lo peor de esto es que el rechazo es tal, que a veces dejamos de escuchar a las mujeres que sí protestan ante verdaderos actos machistas.

Creo que debemos empezar a darnos cuenta de que las principales diferencias entre el hombre y la mujer, aparte de las obvias, anatómicas y fisiológicas, son principalmente histórico-culturales. Sólo una mirada crítica y honesta a las ideologías y a nosotros mismos nos puede ayudar a salir de la mediocridad y de la basura intelectual que nos domina, en pos de la igualdad, del respeto, del amor, y del fin de  todo tipo de violencia, incluida la explotación de hombres y mujeres.  

Agradecer también la gran aportación de datos de Pedro H. de Móstoles, Madrid, con quien también me hago eco de la información facilitada en sus artículos.





Comparte esta noticia en las redes sociales

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Guayadeque Digital Política de Privacidad • Info Mass Press Aviso Legal