viernes, 13 de mayo de 2016

Brito acepta la ayuda del Salto del Pastor para apañar cabras salvajes

Guayadeque Digital / www.guayadequedigital.es 
MEDIO AMBIENTE 

-Un acuerdo que debió alcanzarse antes de empezar a eliminar a tiros, un centenar de cabras salvajes-.

El consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Juan Manuel Brito, alcanzó ayer un acuerdo con la Federación del Salto del Pastor para organizar apañadas de cabras salvajes en los espacios naturales protegidos de la Isla, que incluye el compromiso de paralizar la eliminación de esos animales con armas de fuego hasta comprobar la efectividad de la captura de forma pacífica. Las salidas al campo de estos grupos podrían iniciarse en agosto o septiembre.

Los grupos grancanarios del salto del pastor y del juego del garrote se han opuesto a las matanzas de las cabras asilvestradas y desde enero pidieron una entrevista con Brito para plantear soluciones alternativas a las batidas con rifles. Los representantes de la Federación sostienen que hasta ahora no se han hecho apañadas en condiciones y piden una oportunidad para recoger el ganado guanil que perjudica la reforestación de las reservas naturales de Guguy, Inagua y Tamadaba.

Brito valoró la reunión de ayer como "muy positiva" y resaltó que ambas partes van a colaborar para que las apañadas sean lo más efectivas posibles. "Compartimos el objeto común de que es necesario el control de las cabras salvajes y ahora vamos a concretar hasta dónde se puede implicar el Cabildo y las fórmulas de apoyo a la Federación del Salto del Pastor, que puede ser tanto económico como en recursos humanos y materiales", explicó el consejero de Medio Ambiente tras el encuentro.

Preguntado por las fechas de inicio de las apañadas, dijo que va a depender de los trámites administrativos que hay que cumplir, pero aseguró que se intentará aligerar la burocracia para empezar lo antes posible. A su juicio, en el mes de junio se podrán empezar a preparar las apañadas, con el objetivo de realizarlas en los meses de verano.

Seguridad

Brito aclaró que esta iniciativa de la Federación del Salto del Pastor es distinta de la convocatoria abierta por el Cabildo para realizar apañadas, aún pendiente de fijar las condiciones para garantizar la seguridad de las personas que participen. "Esta es una acción complementaria que se realiza de forma coordinada con los grupos del salto del pastor y estamos viendo cómo la podemos apoyar", apuntó.

Esa ayuda del área de Medio Ambiente consistirá en cerrar accesos, controlar el número de personas que se movilizan, ofrecer alojamiento en los albergues del Cabildo o poner los transportes. Uno de los problemas que se plantean es qué hacer con los animales una vez que se recojan.

La Granja Agrícola realizará los análisis veterinarios de las cabras, pero también se está negociando con el Gobierno de Canarias una fórmula para hacer el control veterinario en el mismo lugar de la captura. "Hay que cumplir una normativa de salud animal, pero queremos simplificarla al máximo para facilitar la recogida de las cabras", recalcó.

Frente a las críticas por las campañas con armas de fuego, en las que se erradicaron más de 200 cabras asilvestradas, el consejero afirmó que "nunca" se han descartado las apañadas ni las demás opciones. "La decisión de las batidas -puntualizó- se dio por una circunstancia muy determinada, que fue la inacción del anterior gobierno del Cabildo, que hizo que la situación empeorara".

Respecto al rechazo a esas batidas, Brito reconoció que hay demandas ciudadanas y aseguró que el Cabildo las va a atender. A su juicio, el colectivo del Salto del Pastor "es el que más constructivamente ha planteado las alternativas y el que está mejor preparado para realizar ese trabajo". También anunció que no se aceptará la creación de un lugar para las cabras dentro de los espacios protegidos "porque eso es una ilegalidad".

Sergio Benítez, que junto a Ramón Martín y Cristóbal Navarro acudió en representación de los saltadores de Gran Canaria, declaró que "hay buena intención por parte del Cabildo, pero también la hubo anteriormente y no se pararon las matanzas". Entre otras propuestas, reclamó que se reconozcan los terrenos para ver cómo se pueden mejorar las apañadas, prepararlas con antelación y luego ir con gente que sepa hacerlo bien.

"Es evidente que se puede recoger el ganado sin matarlo. Si no se intenta no sabremos nunca si es posible o no", subrayó Benítez, quien precisó que lo único que se solicita al Cabildo es que subvencione los gastos de las apañadas. "No pedimos dinero, solo queremos colaborar a resolver el problema", apuntó el saltador, quien insistió en que "no se han hecho apañadas en serio".

"Las apañadas -explicó Benítez- son con mucha gente, hasta ahora hemos hecho entresacas, que consisten en entaliscar a los animales e intentar enlazarlos con una soga. Una apañada es con mucha gente y los animales van tranquilos a un goro o una gambuesa de piedras, no hace falta asustarlos". A modo de ejemplo, comentó que en una reciente entaliscada con diez personas, con solo cuatro enlazadores, se cogieron doce cabras en solo dos horas y lloviendo. "Si se conoce el terreno y se hace un trabajo previo, es posible atraparlas sin matarlas", opinó.

Tras dudar que de queden más de 400 animales sueltos, Benítez reclamó un giro en el problema. "Queremos que el Cabildo se comprometa a parar las matanzas hasta que nosotros empecemos a realizar las apañadas, si luego quiere seguir disparando no es cosa nuestra; fue lo que pedimos en enero, no nos contestaron e hicieron otra batida para matarlas", concluyó.


Comparte esta noticia en las redes sociales

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Guayadeque Digital Política de Privacidad • Info Mass Press Aviso Legal