viernes, 16 de septiembre de 2016

Lo que el ojo no ve: La basura submarina que conecta al mundo

Guayadeque Digital / www.guayadequedigital.es -
PLANETA WC
 Nuestro planeta ha cambiado su denominación  "Tierra" por el de "WC", ya que básicamente se ha convertido en un planeta contenedor de basura, vamos, lo que llamamos "una mierda" teniendo en cuenta que no ha sido hasta  finales del siglo  XX, para que los mediocres de clase media y baja pudieran permitirse el lujo de poder pagar una conexión privada de acceso a Internet donde todos los continentes están unidos por cableado de todo tipo.

Ciertamente ocurre que muchos hablan de la contaminación de los mares, de las redes abandonadas por los barcos, de la cantidad de basura vertida en los océanos, de los plásticos encontrados en los estómagos de las ballenas fallecidas, de los vertidos, en definitiva, que todo el mundo habla de lo que le interesa pero no tienen en cuenta de lo que el ojo no ve. 

EL SIGLO TECNOLÓGICO

 Gracias a las redes Wi-Fi los teléfonos móviles de última generación y tras los avances, nos permite estar conectados las 24 horas con toda la familia desde cualquier lugar, nos permite enviar chorradas a los colegas y amigos, hasta te permite enviar mensajes o hablar con  personas que ni conoces mediante las redes sociales como el Facebook, o aplicaciones como el Whatsapp, Twitter, ver la TV por Internet, ver vídeos en You Tube,  jugar en línea al Call of Dutty las 24 horas o como entretenimiento publican los vídeos más frikis para compartirlo en las redes sociales. Por cierto, esto ha posibilitado que en España haya aumentado la generación NINI -ni estudia, ni trabajan- y están permanentemente conectados a la tecnología.  

La sociedad  en ocasiones sabe que todo lo que utiliza necesita estar conectado a la red eléctrica: el ventilador, el aire acondicionado, el microondas, el termo calentador, el horno, la televisión de plasma y hasta los coches eléctricos,  pero , ¿hay alguien que se haya percatado de la"basura submarina" que el ojo "NO VE"?. 

Pues si, los cables submarinos continúan siendo la base de las comunicaciones entre continentes, cuyo primer cable submarino fue instalado en 1852 y conectó Reino Unido y Francia. Hoy en día hay, excepto en la Antártida, existe mas de 1.000 millones de metros de cable tendidos por el océano , donde 299 cables son de fibra óptica algunos activos y otros en construcción, tal y como revela un mapa creado por TeleGeography, una empresa estadounidense que anualmente realiza este mapa.

Canarias, por ejemplo, esta rodeada de cables submarinos convertidos en las autopistas de datos, de la información y/o telecomunicaciones, de la electricidad, donde  gracias a ellos miles de personas y millones en todo el mundo, los utilizan para comunicarse así como para tener una mejor calidad de vida, eso si, con un coste. 

Algo sumamente curioso nos resulta que políticos de toda índole, ecologistas, animalistas al igual que  los medios de masas, nos hablan continuamente sobre la implantación de las "energías renovables" de las "energías limpias", nos hablan de "las catástrofes y del cambio climático", "de la contaminación de los océanos", pero pocos o casi nadie se ha parado a reflexionar sobre el asunto que tratamos y es que "vivimos rodeados de cables submarinos". 

Esta otra "basura submarina" forma parte de nuestro planeta WC pero que el ojo no ve, aunque cualquiera que se sumerja, podría ser testigo del tremendo impacto visual que altera la estética de nuestros fondos, sólo por el simple hecho de "avanzar en las comunicaciones" y "estar permanentemente comunicados además de  controlados".


Comparte esta noticia en las redes sociales

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Guayadeque Digital Política de Privacidad • Info Mass Press Aviso Legal